domingo, 28 de febrero de 2010

Sé que estás inquieto por saber cómo me siento, cómo estoy. Te escribo un mensaje, tus amigos me preguntan por ti.

En cuanto tu autobús ha arrancado se me han saltado las lágrimas. Sé que siempre es lo mismo, siempre digo lo bien que ha estado este mesecito. Pero esque no ha estado bien, ha estado aún mejor que eso.

Me llama la atención cómo puedes ser tan fuerte y no derrumbarte cada vez que tienes que cambiarte de sitio. Posiblemente sea porque desde pequeño has cambiado de ciudades.

¿Me echarás de menos? Creo que ya te lo he dicho. Tengo miedo de que te olvides de mi, pero al mismo tiempo tengo miedo de que te canses de mi cuando yo haga para que me recuerdes. Como ahora.

Este finde... realmente ha estado genial. He pasado mucho tiempo contigo y eso me ha gustado. Me ha gustado mucho. Eso sí, al final tanto de ayer como de hoy, ha faltado alguna que otra sonrisa.

Estoy cansada, muy cansada. Creo que ahora mismo voy a irme a la cama, necesito dormir. No tengo fuerzas ni para seguir escribiendo, para seguir pensando o seguir sintiendo.

Lo único que puedo decirte es que sea lo lejos que estés, aquí estoy yo. SIEMPRE, para lo que quieras.

TE QUIERO MS.

erre.

martes, 23 de febrero de 2010

Gracias por haber atrasado tu viaje la semana pasada en el último momento.
Este domingo ya es el límite, ya te vas sí o sí.

Te quiero tanto... cuanto más atrasas tu ida juraría que te quiero más. Mi sonrisa sigue, pero creo que mi dolor se atrasa y se acumula, se multiplica...
Esta vez prometo que te vas a ir con un recuerdo genial de mi.

¿Recuerdas la primera vez que te fuiste dos meses?
Un amigo tuyo te dijo: ella no te quiere, es la única de todas que en tu despedida no ha llorado.
Sabes que eso no fue así. Sabes que no lloré porque puse toda mi confianza en ti y en lo que me prometiste. Me prometiste que volverías, y así hiciste. Aquella tarde que me llamaste y me dijiste que volvías... mientras hablaba contigo temblaba... temblaba como nunca me había pasado antes.

Cariño, TE QUIERO. Lo sabes de sobra y nunca me cansaré de repetirtelo en el momento ideal, en el momento en el más necesites oírlo o en el que más necesite decirlo, como ahora. Nunca antes me había pasado esto con nadie.

Mi miedo es cuál será tu miedo. Me preocupa, me intriga...

Me vuelves loca, sobre todo cuando no estás y haces que tenga ese mono de ti, de ti y de nada ni nadie más.

Déjame repetirlo una sola vez más por hoy... Te quiero (L).

sábado, 20 de febrero de 2010

Tengo miedo. Tengo mucho miedo. Siento esto porque no sé que es lo que sentiré mañana cuando te vayas. Cuando te vayas para no volver. El último beso, la última caricia, la última mirada... la primera lágrima...

Quizás por lo que realmente tengo miedo, es porque sé lo que yo haré. Se cómo me sentiré sin tenerte cerca después de este tiempo. Lo que no sé es cómo te sentirás TÚ. Me cojes me dices que voy guapa... me sueltas, y me susurras al oído que me quieres. Eso... ¿Eso cuánto tiempo va a seguir en tu mente?, ¿Tú me vas a olvidar?

¿...Recuerdas cuando aquella tarde íbamos paseando y delante nuestro había una pareja de abuelitos? ¿...Recuerdas lo que me dijiste? ¿Nosotros llegaremos a ésto juntos? Eso es lo que me dijiste. Te vas, lo sé. Pero si no vuelves y todo va bien... Quién va a ir voy a ser yo.

No puedo... no puedo estar aquí tanto sin ti.

No quiero tener lo que ya tuve durante dos meses. Lo sé, sé que mañana a la noche, el lunes, el martes... dentro de uno, dos, tres meses... medio año o incluso más de uno voy a seguir sintiendo que tengo mono, que TENGO MONO DE TI.

¿Cómo decirlo...? TE QUIERO.

jueves, 11 de febrero de 2010

Carnaval se acerca :) !

martes, 2 de febrero de 2010

I'll be there for you.

lunes, 1 de febrero de 2010

I think that every day that passes this is better.
I think that's really cool.
I'm gonna be here forever for you.